Martes 24 de febrero de 2015

Televisión Vuelve “Orphan Black”
Los clones van por más

Antes de que hoy comience la segunda temporada de la serie, Clarín habló con su guionista y con su director.

Por Silvia Maestrutti para Clarín

“Ya hay clones de Europa y Estados Unidos, podría aparecer alguna latinoamericana. ¿Por qué no? Creo que Tatiana lo podría hacer muy bien, pero necesitamos una buena excusa de por qué vendría a vivir a Toronto. Aceptamos ideas”, le dice a Clarín Graeme Manson, guionista de Orphan Black, que hoy a las 23 horas, con capítulo doble, estrena su segunda temporada por A&E.

Se trata de una historia de ciencia ficción conspirativa que en su primer año presenta a una protagonista, Sarah Manning, una huérfana que un día baja de un tren y ve a una mujer igual a ella. A partir de ahí empieza un juego de clonación y robo de identidades, aparecen otras, todas todas con distintas personalidades pero interpretadas por la misma excelente actriz, Tatiana Maslany. Ella dice que agradece que en el segundo año haya más actores porque había quedado agotada. ¿Se quejó y por eso agregaron más elenco, o ya tenían pensado incorporar otros actores?, le preguntamos a John Fawcett, director y cocreador de la serie sensación de la BBC.

“Nos dimos cuneta de que la estábamos matando con tanta exigencia. La última escena de la primera temporada, cuando hay tres clones interactuando juntas (Sarah, Alison y Cosima) fue una de las de más exigencia técnica; pero fue mayor para ella”, responde.

ob 001

No obstante, Fawcett admite que no podrían haber hecho semejante hit de no haber sido por Maslany. “Necesitábamos que fuera una actriz canadiense y ella es perfecta para el rol. Le pone a cada personaje que interpreta una intensidad diferente”. Y de paso reconoce que de entrada no planeaban hacer una serie sobre clones. “Todo empezó con una escena muy cool donde una chica baja de un tren y ve a su melliza antes de que cometa suicidio, y toma su lugar. Nos gustó la idea, la empezamos a explorar con Graeme y salió lo de los clones”, comenta.

Manson y Fawcett aseguran saber que tienen muchos fans, especialmente en Latinoamérica. “Por lo general mujeres jóvenes universitarias, muy inteligentes por lo que vemos en ComicCon”. Curiosamente investigan qué quieren los fans para darles todo lo contrario.

“Primero hacemos lo que queremos hacer. Pero a veces nos gusta saber qué es lo que están esperando para darles algo diferente”, confiesa Graeme, que llama a su serie un thriller paranoico, que también explora la ética (o la falta de ella) en la patente de nuestras genéticas.

Interesante y oscuro, con toques de humor. “No queremos ciencia ficción que asuste”. Y advierten: “Nos da para cinco temporadas”.